El Rayo Vallecano siempre ha sido de esos equipos que despiertan simpatías, un equipo humilde , de barrio obrero, un equipo que a pesar de la falta de medios, lo llegaron a bautizar “El Matagigantes” porque consiguió derrotar a los más grandes  de nuestra liga en su primera temporada en primera división, el Rayo se clasificó para la UEFA y también allí demostró que era un “Matagigantes”.

El Rayo Vallecano femenino, ha sido aun más espectacular que su homónimo masculino  ha sido campeón de Liga, campeón de Copa y ha participado en la Champions femenina, pero de un tiempo a esta parte sobre todo con la llegada de Martín Presa a la presidencia del club, al Rayo femenino se lo esta menospreciando, machacando y diríamos que intentando que desaparezca, recordemos polémicas como el hecho de no tener medico ni fisioterapeuta, y en partidos como ante el Athletic Club o ante el Barça tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos de los otros equipos, Presa se pasa el convenio por el forro, hay muchas jugadoras que están teniendo problemas con los alquileres de sus pisos, y recordemos aquel dia que tuvieron que realizar un largo viaje en autobús después de un partido con un sandwich con una loncha de pavo que los he visto de maquina mucho mejores por toda la cena.Y si esto no fuera suficiente, ya que el Rayo ocupa actualmente la ultima posición en la Primera Iberdrola(cosa que no nos extraña con este boicot desde el interior) pues la gran idea de Martin Presa ha sido cambiar de entrenador, cosa normal cuando los resultados son malos , han sido varios los equipos que este año han cambiado de técnico, y en nuestro país hay entrenadores y entrenadoras que perfectamente hubieran podido coger las riendas del Rayo, pero en otra gran idea del presidente eligió para tal efecto, del cesto de entrenadores a  una manzana podrida, un lunar, una mancha que desluce todo lo bueno del deporte más bello del mundo que es el futbol, esa manzana, ese lunar, esa mancha se llama Carlos Santiso, este señor ya fue entrenador del Rayo, hasta la pasada temporada, donde entró a ser seleccionador sub 12 de la Federación de futbol de Madrid y es en esa época cuando llega un audio de wasap que una persona vinculada al futbol femenino lo había enviado a su cuerpo técnico, no se dijo quien era el autor de ese audio, pero todos los tiros apuntaban al mismo personaje que días después de la filtración de este audió presentó su dimisión como seleccionador sub 12, viendo esto como dijo Schuster una vez “No hace falta decir nada más” el personaje en cuestión era Carlos Santiso y el audio al que nos referimos es de las cosas más asquerosas que han salido por la boca de un hombre, (perdón, hombre no, machirulo)  llamarlo hombre es demasiado respeto para un elemento como este, el audió en cuestión os lo transcribimos aquí  «Este staff es increíble, pero nos faltan cosas. Nos falta, sigo diciéndolo, hacer una como los de la Arandina . Nos falta que cojamos a una, pero que sea mayor de edad para no meternos en jaris y cargárnosla todos juntos. Eso es lo que une a un cuerpo técnico y a un equipo. Mira los de la Arandina, que iban directos al ascenso. Buen domingo, chavales”… Podriamos decir que es una cerdada, pero deberíamos pedir perdón a los cerdos, un entrenador de mujeres, haciendo chanza y jaleando una violación grupal , se puede ser más canalla.

Una vez se ha visto pillado ha tenido que salir a decir que sí, que el del audio era el ,pero que esto se dijo en una charla informal, claro no lo iras a decir en una rueda de prensa delante de las cámaras.

En fin que esperamos y deseamos que este elemento deje de ser entrenador del Rayo y es más que deje de ser entrenador, y que por supuesto no se acerque a ninguna mujer, porque aunque dijera que era broma, con estas bromas no se juega, señor Carlos Santiso vayase con sus bromas a la mierda  y muy ,muy lejos del futbol, tanto femenino como masculino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.