Hace unos años, en el programa de Cuatro ¿Quién quiere casarse con mi hijo? el personaje de Toya dijo que ella quería para su hijo una chica católica, de derechas y del Real Madrid y parece que en este país no tengas derecho a nada si no cumples estos requisitos, todos o en parte y esto viene a cuento de varias cosas que han pasado últimamente en este país, la primera y más llamativa la reacción de varios medios de comunicación y personajes varios a la lista de los elegidos por el seleccionador Luis Enrique Martínez para la Eurocopa y el hecho de que no haya ningún jugador del Real Madrid , algo que ha sido tomado casi como una afrenta, los ataques al seleccionador en las redes sociales han llegado a extremos que serían denunciables en un juzgado, y muchos de esos patriotas de boquilla han llegado a decir que renegaban de La Roja y que apoyarían a otras selecciones, lo que quiere decir que no son de la selección , son del Real Madrid y si no hay jugadores del Real Madrid en ella la selección ya no existe, o que como dijo Ayuso “Madrid es España y España es Madrid” por lo tanto para ellos La Roja sin jugadores del Real Madrid no es España, y es que lo de los requisitos para ser admirado en este país, cada vez están más claros, Blas Cantó no tuvo suerte en Eurovisión (como todos los representantes españoles desde hace 52 años) pues bien por el simple hecho de unos twitts donde Blas dejaba claro que no comulgaba con la extrema derecha, recibió innumerables mensajes mofándose de el diciéndole que la derrota era el karma por sus afinidades políticas, también recibe mofas y amenazas (y eso que juega en el Real Madrid) Isco Alarcon pero tiene más peso el hecho que tanto el como su mujer Sara Salamo simpaticen con las izquierdas, todos tenemos en el recuerdo los pitos y abucheos a Gerard Piqué simplemente porque alguien dolido por sus risas en la celebración del titulo de liga con aquel “Kevin Roldan, contigo empezó todo” lanzó el bulo de que Piqué era independentista (cosa que el nunca dijo) y se montó una campaña tan brutal que acabo con Piqué abandonando la selección.

Es curioso que los que protestan por todo esto y dicen aquello de que no se puede mezclar futbol con política, son los primeros en apoyar los comentarios de Pepe Reina O Roberto Soldado cuando llamaron Miserable entre otras cosas al político de Podemos Pablo Echenique ,y es que en este país como dice el refrán “Todo es verdad y todo es mentira según el color del cristal con que se mira”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.