La Otra Acera

Desde el blog

Imagen de Klaus Hausmann en Pixabay

Sobre D/s y contratos. BDSM

En artículos anteriores, te he explicado como iniciarse en el BSDM, te he dado algún consejo básico para empezar en este mundillo sin hacer daño a nadie y creo que como tú, estoy deseando poder profundizar todavía más en prácticas y relaciones de este tipo, pero antes me gustaría dejarte claras las bases y de que va realmente este juego.

Gracias o por culpa, según se mire, de los libros y novelas románticas, del porno, del desconocimiento o simplemente por miedo, el mundo del D/s es algo totalmente desconocido para muchísimas personas. ya he aclarado en artículos anteriores que tampoco es un juego apto para todo el mundo.

¿Que es realmente D/s?

D/s es una abreviatura que representa la Dominación y la sumisión. Ésta es una relación entre dos personas que incluye lo que se conoce como entrega de poder. El sumiso, de forma consensuada, concede al dominante la autoridad para ejercer control sobre él/ella. Es un lazo mutuo. Se basa en confianza y el compromiso. Las necesidades de tal lazo son comunicación, confianza, respeto, saber, conocimiento de sí mismo y amor, idealmente. Es una forma de vida muy compleja y variada, difiriendo cada relación de otra del mismo estilo.

La comunicación es un clave importante en una relación de éxito de D/s. Las personas implicadas deben ser capaces de hablar con la otra persona abiertamente y compartir sus pensamientos, sensaciones, ideas y fantasías. Este tipo de comunicación es difícil de alcanzar y requiere trabajo mantenerla. Pero sin esto, la relación no puede sobrevivir. Las metas de ambos participantes son el placer del otro.

Ninguno de los dos participantes puede alcanzar esa meta si no sabe que satisface al otro participante. La comunicación puede tomar muchas formas, una charla cálida a la hora de dormir, notas, cartas, incluso una historia, pueden explicar tus necesidades y emociones a tu pareja. Lo importante es hablar con el otro, de forma honesta y de una manera abierta.

La confianza es otra clave importante en una relación D/s para que funcione bien. La confianza se gana, no se fuerza. Y debe de ir en ambas direcciones. El sumiso debe confiar al dominante casi su misma vida. La confianza se gana por el comportamiento de ambos participantes. La comunicación y la honradez abiertas ayudan a construir la confianza dentro de la relación. Respetar los límites de tu compañero fomentará esta confianza. Aceptar todos los aspectos de la personalidad de tu pareja también fomentará la construcción de esa confianza. Si en la vida real la confianza es un sentimiento muy fácil de romper, en el mundo de la D/s lo es aun mas. Es muy fácil romper la confianza en una relación de D/s y muy difícil poder restablecerla.

Los participantes en una relación de D/s necesitan respetarse mutuamente. Todas las necesidades de la pareja, deseos, miedos, dudas, logros y capacidades tienen que ser respetadas. El respeto es otro aspecto que se gana en la D/s. Tus acciones dictarán si eres capaz o no de merecer respeto dentro de una relación de D/s.

Los participantes en estas relaciones deben tener por lo menos un conocimiento básico de lo que están haciendo, de lo que puedan llegar a ser los resultados de sus acciones. De cómo utilizar los varios juguetes y material asociado a esta forma de vida, así como un conocimiento básico de las necesidades emocionales dentro de esta relación y un buen conocimiento estudiado de la otra persona.

Hay que tomarse su tiempo para saber sobre D/s y también sobre la otra persona. Toma tiempo en aprender tanto como puedas y tu relación será mejor. Los que estamos dentro de la D/s hemos de tener por lo menos un conocimiento básico de nosotros mismos. Con esto quiero decir que una persona debe saber cómo es en sí misma. Saber sus propias necesidades y límites personales antes de que puedan ejercer la opción adecuada acerca de si desea someter o no, o si o no tiene en su interior lo que ha de tener un dominante. Este es un proceso largo y hay que tomar un cierto tiempo para cumplirlo, aunque este proceso no acaba nunca.

Deben también ser conscientes de que a pesar de que se establece una estrecha relación, también se trata de personas individuales. Las personas de la relación no deben olvidar nunca que de hecho son realmente personas y que por lo tanto, cabe el error humano. Todos somos humanos y no hay ser humano perfecto. Esperar la perfección es la manera más fácil de decepcionarse.

Una relación de D/s idealmente debería de incluir amor. Aunque esto no es una necesidad para una relación satisfactoria, consolida el enlace entre las dos personas. Por experiencia he aprendido cuan cercana puede llegar a convertirse una relación de D/s, con el paso del tiempo, paciencia y comunicación, no hay prácticamente lugar para los secretos. El amor en sí mismo es difícil de definir y cada persona tiene su propia definición. Para mí, es un enlace emocional entre dos personas. Hay grados que varían en cuanto al amor, pero mi opinión es que, idealmente, en la D/s, el amor incondicional debe estar presente. Éste hace que la relación sea más satisfactoria emocionalmente si está presente.

La relación D/s es realmente un hecho muy complejo. La entrega de poder de una persona a otra puede llegar a ser una cosa espantosa si se analiza fríamente. Hay diversos grados en esta entrega de poder al otro, comenzando por aquellos que lo realizan de vez en cuando, a los que consienten mutuamente a un acuerdo de esclavitud y otorgan control total al otro. Pero lo que cada persona, sin referencia al nivel de implicación que tenga, tiene que recordar también es que debe respetar los límites de sus parejas. Y los que están dentro de esta forma de vida deben ser tolerantes con las diferencias entre su tipo de relación y los de otras personas. No hay un conjunto de reglas que constituyan una relación D/s “apropiada”. Y aquellos de nosotros que estamos dentro de esta forma de vida hemos de aceptar este hecho. Creo que siempre y cuando los participantes sean felices y las necesidades de cada persona se satisfacen de forma consensuada, no importan los detalles.

¿Qué es un contrato?

Imagen de Catkin en Pixabay

Después de éxito de «Cincuenta sombras de Grey» y todas las sagas que salieron posteriormente, mucha gente me ha preguntado por el contrato. Teniendo ya claro que es una relación D/s, voy a explicar que significa un contrato en este mundo.

Un contrato es un acuerdo escrito entre dos o más partes. Un contrato normal general obligaciones legales por norma. Dentro del D/s, se usan los contratos para perfilar una relación más específicamente entre los partícipes, no comporta obligaciones legales.

No todos usamos los contratos dentro nuestras relaciones. El uso de un contrato es una decisión personal. Aunque ellos pueden ser bastante útiles definiendo el tipo de la relación. Pueden ser tan sencillos o tan complejos como los partícipes quieran que sean.

Para crear un contrato los participantes necesitan sentarse y discutir por qué ellos quieren un contrato, lo que ellos esperan de ese contrato y el grado de complejidad del mismo.

Cada sección del contrato debe discutirse y los partícipes deben estar de acuerdo con sus cláusulas. Una vez estas discusiones (también puede llamarse a esto negociaciones) se completan el contrato debe redactarse, revisarse, discutirse, hacer cualquier cambio que se considere necesario y entonces firmarlo.

Un contrato debe repasarse de vez en cuando y revisarlo con los cambios que sean necesarios. A medida que la relación avanza, las necesidades de los firmantes, peticiones, límites y deseos pueden cambiar. Así que el contrato también debe ampliarse reflejando estos cambios.

Algunos contratos se establecen para un cierto periodo de tiempo (6 meses por ejemplo) como forma previa a comenzar una relación 24/7 de D/s. También pueden usarse para un corto plazo en los casos en que se está entrenando al sumiso para la relación. Éstos normalmente tienen tiempo limitado y pueden o no tener cláusulas de prórroga de la vigencia.

Un contrato, aunque no tenga efectos legales, puede generar una obligación emocional muy importante entre los partícipes. Puede servir como un recordatorio tangible de las reglas para el sumiso y de los límites para el dominante. Puede tener para los partícipes el mismo simbolismo que un acta matrimonial.

Nota: Un contrato de esclavitud de ninguna manera tiene validez legal. No sólo no la tiene sino que su existencia podría ser considerada delito incluso. Se trata de un pacto privado entre Dominante y sumiso dentro del juego D/s que tiene un carácter exclusivamente privado y sin eficacia jurídica alguna, por lo que su única eficacia es la emocional o de complicidad entre los participantes en este tipo de juego. Los modelos son libres, así como las cláusulas, pero su única validez es sentimental.

Basado en artículos de Raven Shadowborne.

Domina Ene

Soy la invitada especial de este proyecto, el lado oscuro de #LOA, la dómina neófita, la que os contará el lado salvaje de la sexualidad, los juegos más criticados y los mas secretos. Sígueme en este lado de la cama.
Domina Ene

Latest posts by Domina Ene (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.