Hola habitantes de La Otra Acera, el verano es una buena época para saborear un buen libro, y aunque cada vez nos queda menos, se va acercando el otoño, que también es buena época para disfrutar de la lectura, realmente todas lo son, y además podemos tener una gran variedad de temáticas, autores etc. Y dentro de las muchas ramas de la literatura, hay una que se hizo un hueco desde tiempo inmemorial, pero que en los últimos años ha tenido un repunte muy importante estamos hablando de la “novela negra” este repunte quizá ha venido dado por la importancia de la novela negra nordica con la saga “Millennium”, de Stieg Larsson , Camilla Lackberg y sus novelas ambientadas en Fjallbacka que hasta darían origen a una serie emitida por Canal+ con el nombre de “Los crímenes de Fjallbacka”o Asa Larsson y su abogada Rebecka Martinsson  protagonista de sus obras, pero la “novela negra “ es mucho más que esto, sus historias y ambientaciones tocan todas las épocas, todos los países y cada vez más mezclan en sí mismo diferentes temáticas y personajes que quizá años a serian difíciles de ver en una novela negra estándar, tal es el caso de los personajes LGTBI que igual que en la sociedad también están cogiendo fuerza en las novelas ya sea en todo o en parte, y en la novela negra también, así que aprovechando todo esto me gustaría hablaros de una novela negra que lo reúne todo y muy bien, “En blanco y negro” de Prado G. Velazquez .


De que va el libro:

Rachel J. Bladovich se despierta en una cama que no es la suya. Desnuda. Atada. Cualquiera pensaría que es algo excitante. Y lo sería si no fuera porque tiene un ojo hinchado y la cabeza como un bombo. Señales inequívocas de que está metida en un lio.

No recuerda nada. Salvo que vive en Los Angeles de 1950. Y que es investigadora privada. Y que no le va bien en la vida. Nada bien. Y que, si quiere salir del embrollo, tendrá que recordar qué faldas o qué caso la han llevado a esa situación. Porque, si de algo está segura, es que hay unas faldas, un marido y un caso de por medio.

La autora:

De raíces manchegas, catalana de adopción, Prado G. Velázquez se descubre como una mujer polifacética, amante de la imagen, de la comunicación y de las letras. Su vocación más temprana fue el teatro por lo que muy pronto se dedicó a escribir historias que luego interpretaba. Cursó estudios de arte dramático en las escuelas Nancy Tuñón y Teatre de la Riereta, así como de doblaje. Se dedicó a la publicidad, pero fue el cine y el teatro alternativo lo que, además de interpretar, le dio la oportunidad de flirtear con la dirección y de escribir guiones para cortometrajes. Estimulada por su otra pasión, la escritura, decide tomar cursos de escritura creativa y narrativa. Funda un portal divulgativo de relatos de escritoras noveles, donde ella misma publica relatos con éxito, y recibe varios premios otorgados por el público y webs especializadas.Tierra de Sol (Éride Ediciones, 2012) fue su primera novela, una aventura en la que exhibe un marcado estilo cinematográfico que mantiene y arraiga en su última novela, En blanco y negro (Egales, 2018) en la que nos demuestra su excelente narrativa que le ha valido ganarse un puesto entre las mejores autoras del momento. Podeis seguirla en sus cuentas de Twitter @pradogvelazquez y Instagram @pradogvelazquez


El porque hablar de este libro:

Porque “En blanco y negro” es un libro intenso pero ágil, que engancha desde la primera línea, yo lo empecé y no pude soltarlo hasta acabar, eso sí, el tiempo se me hizo cortísimo, y además es que lo que lees al mismo tiempo lo estás viendo, “En blanco y negro” perfectamente podría ser el guion de una película.


Curiosidades:
En blanco y negro consta de 397 paginas, de las cuales 392 son la historia y de la 393 hasta la 397 son notas de la autora y curiosidades que nos ayudan a entender y disfrutar un poco más de ese mundo que rodeaba el Hollywood dorado detrás de las bambalinas, 397 paginas bien aprovechadas que consiguen enganchar desde el principio y no bajar el interés hasta el final.


Resumen:

En fin que recomiendo muy mucho En blanco y negro, es intenso, tiene acción, tiene drama, amor, toques de humor y un puntito de sarcasmo que nos da la combinación perfecta de novela negra clásica pero desde el punto de vista femenino de su autora Prado G. Velazquez que podríamos definirla la Patricia Highsmith española y que igual que las novelas de la americana, En blanco y negro podría ser llevado a la pantalla, porque tiene ese toque tan cinematográfico, que nos traslada al Hollywood clásico de guiones de Dashiell Hammett, o Raymond Chandler héroes  y villanos como Humprey Bogart, Robert Mitchum o Edward G. Robinson y fam fatales como Lana Turner, Barbara Stanwyck, Rita Hayworth o Lauren Bacall  de la mano de su personaje principal Rachel J. Bladovich una mujer a ratos heroína, a ratos calamidad, pero siempre rebelde y reivindicando un feminismo quizá demasiado adelantado para su época.

En blanco y negro perfectamente podría convertirse en una película o incluso en una serie de tv, porque Rachel J. Bladovich, tiene la fuerza para no quedarse en protagonista de una única novela, queremos más historias de esta detective rebelde, seductora y muy original.

No os lo perdáis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.