Hola habitantes de La Otra Acera, hoy se conmemora el “Dia contra la LGTBIfobia en el deporte” y ¿Por qué se conmemora el 19 de febrero? Pues porque el 19 de febrero nació el primer futbolista profesional de grandes ligas exactamente de la “Premier League”(aunque en aquella época no se llamaba así) pero en fin la liga inglesa de futbol, en declararse homosexual, Justin Fashanou . Homosexualidad en el deporte, no , más aun, homosexualidad en el futbol, el gran tabú todavía en la sociedad y  porque pues porque todavía el mundo del futbol tiene aficionados, periodistas, directivos, entrenadores y futbolistas que aún viven en un mundo rancio, antiguo, casposo donde confunden la homosexualidad con la falta de hombría(si eres gay no puedes jugar al futbol, porque el futbol como decía una conocida marca de brandy hace años aunque y eso es lo malo no tantos “El futbol es cosa de hombres”).

Hace unos años,el que fuera defensa del Madrid y de la selección italiana Fabio Cannavaro, entonces en el Madrid, alababa el nivel de vida en España, solo le ponía un fallo según sus palabras ”no me parece bien que exista el matrimonio homosexual, en esto yo soy muy italiano, esto en Italia no pasaría”(claro chaval porque allí no existen gays) o eso pensaba Marcello Lippi por aquel entonces seleccionador de Italia que dijo tranquilamente en una entrevista ”Creo que no hay futbolistas gays. En cuarenta años de carrera no he conocido ninguno” y se quedó más ancho que largo, pero cuando quiso arreglar esta metedura de pata aun la fastidió más porque apostilló” Nunca excluiría a un homosexual de la selección. Pero creo que sería difícil que un jugador pudiera vivir su homosexualidad de una manera natural por cómo estamos hechos los futbolistas, y le aconsejaría mantenerlo en privado”.

Bueno por lo menos Marcello Lippi no lo excluiría de la selección, no como su colega brasileño Carlos Alberto Parreira que en una entrevista cuando era seleccionador de Brasil dijo ”Un homosexual no sería nunca convocado por la selección brasileña, se habla mucho de homosexualidad en el futbol, pero yo nunca la vi”

Por suerte no todos los seleccionadores son tan retrogrados, Vicente del Bosque seleccionador español al ser preguntado sobre una posible salida del armario de alguna estrella futbolística respondió ”Me parece bien si hay un futbolista homosexual que lo sea y quiera decirlo, como me parece bien si lo es y prefiere no decirlo. Que cada uno tenga libertad”.

Las opiniones de los colegas que compartirían(o comparten)vestuario con futbolistas gays también las hay de todos los colores. En una Eurocopa el futbolista italiano Antonio Cassano al ser preguntado por las afirmaciones de un presentador de televisión, que en una entrevista en la radio dijo que había dos homosexuales y un bisexual en la selección italiana, respondió ”Espero que no haya homosexuales en el equipo, Si los hay, problema de ellos” después de estas declaraciones, la UEFA decidió sancionarlo con 15.000 euros.

Diferente fué la opinión del jugador del Barça  Gerard Pique, quien preguntado sobre la presencia de jugadores gays en el fútbol profesional, contestó. “Los hay, seguro… pero callan por el entorno machista del fútbol. ¡Ojalá puedan decirlo , sin que nadie se meta con ellos!”.

Incendiarias fueron las declaraciones de Michael Becker agente del ex capitán de la selección alemana Michael Ballack, cuando se enteró que su representado había perdido el brazalete de capitán a favor de Phillip Lamm «No se trata del brazalete de capitán o del número de la camiseta. Lo que pasa es que la selección está controlada por un combo gay».
No quedó ahí la cosa porque también entró a valorar otras condiciones de los internacionales. «Hay una pandilla de gays que controla a la selección. Son pobres, feos, sin talento, burocráticos, inhumanos y gays»
Además el juego de Alemania ha pasado de ser «duro a elegante». «El estilo de juego de la selección de Alemania, que deja a un lado la dureza y apuesta a la elegancia, es un símbolo más de esa homosexualidad», apostilló. Como podeis ver unas declaraciones autenticamente explosivas.
Por su parte, el seleccionador  alemán Joachim Low no quiso contestar para «no caer tan bajo».

Hablando de alemanes, muy diferentes fueron las declaraciones del delantero y el portero del Bayern De Munich, Mario Gomez y Manuel Neuer. El portero internacional alemán realizó unas declaraciones en las que animaba a los futbolistas gays a salir del armario. «Los fans van a acostumbrarse rápidamente, porque lo que a ellos les importa es el rendimiento del jugador, no sus preferencias sexuales. Quien sea homosexual debería decirlo, ya que alivia», declaró por entonces Neuer. Esto fue en  febrero de 2011 y solo por realizar estas declaraciones  se especuló con la posibilidad de que el actual portero del Bayern  fuera homosexual.

Unas declaraciones similares realizó unos meses antes Mario Gómez. El delantero entonces del Bayern Múnich, al igual que Neuer, aconsejó a los futbolistas homosexuales que hiciesen publica su condición para jugar liberados. «En Alemania tenemos un ministro de exteriores (Guido Westerwelle) que es homosexual y el alcalde de Berlín (Klaus Wowereit) es también gay, por lo que los futbolistas profesionales que lo sean deberían confesarlo», defendió el jugador en la revista Bunte en noviembre de 2010.

Pero lo cierto es que difícilmente un jugador importante o de las grandes ligas se decidirá a dar un paso tan importante, sobre todo si recordamos la historia de Justin Fashanu, como hemos contado más arriba el primer jugador en reconocerse gay,en memoria del cual se eligió la fecha del 19 de febrero dia de su nacimiento para conmemorar el Dia contra la LGTBIfobia en el deporte.

Justin Fashanu era un delantero ingles de origen nigeriano el cual acabó inmerso en una historia con un trágico final. Antes de salir del armario había jugado 213 partidos, marcando 85 goles, incluso en 1980 ganó en el premio Goal of the Season («Gol de la temporada») de la BBC por un gol muy espectacular contra el Liverpool. Seguidamente se convirtió en el primer jugador de fútbol negro por el que se pagó 1 millón de libras al ser traspasado al Nottingham Forest  en 1981 ,pero allí empezó su calvario su carrera se atascó según iban emperoando sus relaciones con su entrenador Brian Clough; parece que Clough estaba disgustado por los rumores que decían que Justin Fashanu visitaba discotecas y bares gays. Sus goles y su confianza desaparecieron al no poder adaptarse al estilo de juego y de forma de vida que pedía Clough, especialmente después de que Clough descubriera su homosexualidad y le prohibiera incluso entrenar con el equipo. En su autobiografía Clough cuenta una discusión que tuvo con Fashanu tras oír rumores de que iba a bares gays. «»¿A donde vas si quieres una rebanada de pan?» le pregunté. «Al panadero, supongo». «¿A donde vas si quieres una pata de cordero?» «Al carnicero.» «Entonces porque sigues yendo a ese maldito club de maricones». Lo que siguió fue todo cuesta abajo, cesiones a equipos menores, lesiones. Entre 1982 y 1990, cuando todavía no lo había confesado pero se sospechaba de su homosexualidad a Fashanu lo acosaban con canticos de maricon-maricon en todos los partidos. Hasta que un día a inicios de los ’90, cansado de esa doble vida, se declaró públicamente como homosexual en una entrevista exclusiva con The Sun, convirtiéndose en el único jugador de cierta importancia en hacerlo hasta ese momento. El titular decía el 22 de octubre de 1990: «£1m Football Star: I AM GAY» («Estrella futbolística de 1 millón de libras: SOY GAY»)

Muchos de sus anteriores colegas hicieron declaraciones airadas en contra de Fashanu, afirmando que los homosexuales no tenían sitio en los deportes de equipo. aunque afirmaba que, en general, era aceptado por sus compañeros de equipo, admitía que a menudo hacían chistes maliciosos sobre su orientación sexual y también se convirtió en blanco favorito de los insultos del público. Probablemente las declaraciones que le hicieron más daño fueron las de su propio  hermano John Fashanu, también futbolista,(el cual le dio la espalda)que concedió una entrevista exclusiva al periódico The Voice, que la tituló “ Mi hermano gay es un paria”.Intentó una prueba con el Newcastle en 1991,pero nunca llegó al primer equipo, el entrenador Osvaldo Ardiles se negó a darle un contrato profesional. En 1998,y después de un espectacular acoso de la prensa y de la justicia por un supuesto caso de abuso a un compañero de 17 años, Justin se ahorcó en el garaje de su casa de Londres dejó una nota manuscrita en la que decia “no quiero ser más una vergüenza para mis amigos y familia”. Semanas más tarde el juzgado reconocia el error y lo absolvía de los cargos por falta de pruebas.

En fin que el mundo del futbol todavía podríamos considerarlo el gran tabú en cuanto a homosexualidad, y aunque se ha hecho algún que otro paso aún estamos muy lejos de que futbolistas de grandes ligas o equipos importantes se decidan a salir del armario, otro caso diferente es el que ocurre en el futbol femenino, mucho más liberal en este tema, pero no penséis que lo suyo es un camino de rosas, ellas tienen que luchar no solo contra la homofobia de los rancios, antiguos y casposos sino también contra su machismo , pero por suerte estos elementos dedican poco interés al futbol femenino, ellos todavía piensan que las mujeres no juegan al futbol, las mujeres tienen que estar en casa cuidando de su marido y sus hijos.

Y es por eso que cada 19 de febrero se conmemora el “Dia contra la LGTBIfobia en el deporte” para luchar por desterrar de las gradas y de los terrenos de juego a estos elementos, aunque reconocemos que es y será difícil, porque mal que nos pese en el mundo del deporte el insulto de maricon es lo más recurrente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.