Ya no es necesario presentarme, ya me conoces, soy Dómina Ene y en mi último artículo te expliqué que era el BDSM. También te comenté que podía ser un juego muy gratificante o una experiencia muy traumática si no tenías los conocimientos adecuados o no dabas con la persona correcta.

A lo largo de esta columna, espacio o cómo lo quieras llamar te iré explicando trucos, juegos etc. Pero recuerda que este juego siempre debe ser consensuado y consentido.

Voy a dar por hecho que no eres una experta y que tienes un interés básico en el tema, además de que tampoco tienes ningún tipo de experiencia. Cómo también voy a dar por hecho que has llegado aquí después de leer muchas páginas sobre el tema y que tienes un lío considerable.

Voy a ordenar por ti los conceptos y al final indicaré las fuentes de dónde obtuve la información, antes de empezar a jugar, siempre, siempre debes de tener en cuenta a que juegas y sobre todo con quién lo haces.

1 .- Practica BDSM únicamente con personas a las que conozcas mucho y con las que te lleves bien, y cuando ambos estéis en buena disposición. Realizarlo con extraños o cuando alguno de los que interviene esta cansado o contrariado incrementa extraordinariamente el riesgo. Evita el uso significativo de intoxicantes. Si no se esta en condiciones de conducir, no se esta en condiciones de practicar BDSM.

2 .-Se debe dejar al mundo «real» al margen. Al menos que ambos estéis especifica y previamente de acuerdo, jugar a BDSM no es una ocasión propicia para «castigar» a alguien por una falta u ofensa del «mundo real». Excesos de tiempo en la OTA, sartenes sucias en la fregadera y cosas así deben ser dejadas al margen del BDSM.

3 .- Cuanto mas capaz seas de pensar y sentir como tu pareja, mejor serás en este juego. Ante alguna rutina nueva, experimenta (si puedes hacerlo de forma razonable y segura) primero tu mismo antes de hacérselo a otra persona.

4 .- Prepárate para las emergencias. Ten a mano todo lo necesario, incluido un pequeño kit de primeros auxilios, un extintor y una linterna. Toma algún curso de primeros auxilios y de reanimación cardiorrespiratoria al menos una vez al año.

5 .- Juega con una «alarma silenciosa» en funcionamiento: Cuando juegues en privado con alguien nuevo, cuéntale a algún amigo de confianza dónde vas a estar y con quién. Asegúrate de decir a tu hipotética pareja, por adelantado y diplomáticamente, que así lo has hecho, y aconséjale que haga lo mismo.

6 .- Acordad por adelantado lo que se va a hacer. No es momento de defraudar expectativas. Considerad asuntos como conducta sexual, sexo seguro, tipo y grado de bondage, límites físicos y emocionales, y todo por adelantado. Se debe permanecer en estos límites mientras se juega. Si la sesión va bien, siempre puede haber otras oportunidades. Después, comentar sobre lo experimentado, por ejemplo, al día siguiente. Comentad qué fue bien y qué fue mal, y qué se puede hacer la próxima vez.

7 .- Acordad una o dos contraseñas. Serán frases o palabras especiales que indicaran que la actividad verdaderamente necesita ser ralentizada, cambiada o detenida. Negarse a respetar una contraseña es una muy grave falta, incluso puede llegar a ser un delito.

Como alarma o STOP, e es recomendable dejar al alcance del sumiso algo ruidoso
(campanilla, cascabel) que pueda coger y hacer sonar (o dejar caer). Un cascabel grande, de un tamaño algo menor que una pelota de Ping Pong puedes agarrarlo y soltarlo aunque estés en una situación límite y hace suficiente ruido como para servir de señal.

8 .- Es buena idea que el/la Dominante «compruebe» ocasionalmente con su sumiso/a, a lo largo de la sesión. (A veces resulta complicado para el sumiso/a usar las contraseñas, aunque quisieran). Una buena comprobación muda puede ser que el/la Dominante de dos suaves pero firmes apretones en la mano de el/la sumisa. Si a su vez nota otros dos apretones, querrá decir que todo va básicamente bien.

9 .- Evitad juguetes con bordes afilados o esquinas. Los látigos e instrumentos para spanking deben ser usados con extremo cuidado.

10.- Comienza suavemente, e intensifica despacio. Un incremento demasiado rápido en la intensidad física o emocional del juego es causa directa de muchos problemas.

11.- El/la sumisa puede usar la técnica «De uno a diez» para indicar que esta dispuesto /a a recibir un azote o latigazo, y su intensidad. Un «Uno» es un suave toque, y un «Diez» una aplicación a toda potencia.

12.- Por norma, los latigazos y azotes se aplican siempre sobre las zonas carnosas y musculadas del cuerpo, como la parte baja de las nalgas o «La mitad inferior de la mitad superior» de la espalda. Es muy arriesgado golpear a tu pareja en los riñones, hígado, plexo solar o al final de la espina dorsal.

13. – Usad solo velas de parafina corriente para los «juegos calientes». Otras velas, como algunas de adorno, tienen una cera de superior punto de fusión que pueden causar quemaduras.

14. – Las pinzas de madera con muelle para colgar ropa pueden servir muy bien como pinzas eróticas en los pezones, genitales y otros puntos. Cierto tipo de pinzas que pueden encontrarse en las tiendas de papelería y material de oficina también son útiles. Hay que tener en cuenta que al pinzar en un área, se deja a ésta sin circulación sanguínea. Los expertos varían en sus apreciaciones sobre el tiempo que pueden mantenerse puestas las pinzas, pero todos expresan su opinión en términos de minutos. Las pinzas duelen especialmente al retirarlas. Se recomienda aquí la experimentación sobre uno mismo.

15. – No intentes efectuar «piercing» u otras actividades que impliquen atravesar la piel, a menos que poseas o lo hagas bajo la supervisión de alguien con profundos conocimientos sobre el tema.

16. – El bondage deja al sujeto peligrosamente vulnerable. Te recomendamos que permitas que te aten, te cieguen o te amordacen solo después de haber tenido un par de experiencias satisfactorias BDSM que no hubieran tenido que ver con el bondage.

Si eres hipertenso/a no practiques bondage.

17. – Nunca hay necesidad de atar ninguna parte del cuerpo de tu pareja tan firmemente como para que se duerma. Si así ocurre, libera inmediatamente la ligadura.

18. – Nunca dejes sola a una persona atada. Como norma general, permanece tan cerca de una persona atada como lo estarías de un niño pequeño a tu cuidado. (Si lo amordazas, más aun.)

19. – Otra regla general es que deberías ser capaz de liberar a una persona atada en un minuto, si ocurre alguna emergencia, incluso si se ha desmayado. Los practicantes experimentados de BDSM suelen tener a mano unas tijeras especiales (paramédicas, de puntas redondeadas) por si son necesarias.

20. – Aconsejó especial precaución si se practica cualquier tipo de auto-bondage. Ver punto 18.

21. – Tras amplias consultas médicas, hemos sido incapaces de descubrir alguna forma de estrangulamiento o sofocación que no sea impredeciblemente peligrosa y potencialmente mortal, por lo que son practicas absolutamente desaconsejable.

Si bien es un juego muy divertido y muy gratificante ten en cuenta que no es apto para todo el mundo, así que ten mucho cuidado con sumisos/as obsesivos, amos maltratadores o gente que no puede separar la realidad del juego. Sigue estás pequeñas normas y todo irá bien.

El próximo día me adentraré un poco más para explicarte tipos de amo y sumisos y algo más sobre la filosofía BDSM.

Fuente principal

http://www.leathernroses.com/spanish/tipsheetspanish.htm

Domina Ene

Soy la invitada especial de este proyecto, el lado oscuro de #LOA, la dómina neófita, la que os contará el lado salvaje de la sexualidad, los juegos más criticados y los mas secretos. Sígueme en este lado de la cama.
Domina Ene

Latest posts by Domina Ene (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.